Return to PASTORAL

Lema 2018-2019

“VOLEMOS A LA MONTAÑA MÁS ALTA” (2018-2019)

El lema escogido para acompañar y dar unidad a nuestra acción educativa en este año escolar a los centros que hacen vida el carisma de Joaquina de Vedruna tiene un marcado acento carismático. Años atrás, hemos viajado a nuestros orígenes, hemos ido a beber de nuestras fuentes y allí hemos encontrado a Joaquina que, como si presente estuviese, nos invita con pasión a cada uno de nosotros, a no detenernos, a volar a la montaña más alta y descubrirlo como “Familia Vedruna, casa de puertas abiertas” .

Durante este curso trataremos de descubrir poco a poco el lema; ¿podemos conectar las palabras de Joaquina, escritas hace casi doscientos años, con nuestras experiencias vitales y, sobre todo, con las experiencias de todos los que hacen vida en nuestra comunidad educativa.

  • Volemos”: Volar nos sugiere, ante todo, libertad. Abrir las alas y desplegar todas las capacidades, deseo de plenitud, búsqueda de sentido, anhelo profundo de ser uno mismo, de vivir en autenticidad, de asumir riesgos, de desarrollar con creatividad todos los dones recibidos y los que tiene cada uno de nuestros centros educativos venezolanos. Es un vuelo que nos lleva a no quedarnos a ras del suelo, en lo superficial de las cosas, en el porche de la casa, sino que nos eleva y a la vez sumerge, paradójicamente, en niveles hondos de la existencia, es decir abrir las puertas y entrar a la casa. Nos evoca esa búsqueda apasionante del propio lugar en el mundo; el de cada uno; el que estamos llamados a ocupar; el que nos hace felices desde lo profundo, para hacer felices a nuestros hermanos a lo largo y ancho de Venezuela.
  • a la montaña más alta”. Progresar, conseguir más, es el anhelo de cualquier persona, en esto ponemos nuestro deseo y esperanza. Subir a una montaña es costoso y a la más alta aún más. Subir a la montaña más alta es decir “no” a una vida cómoda, mediocre y sin sentido; a una vida fácil en la que en un solo clic k puedes tener casi todo al alcance de la mano. Aparecen el cansancio y las dificultades propias de la vida, la problemática social, económica, política, familiar…. Solo no podemos, es por ello que a veces solo podemos ascender si alguien nos da la mano, es lo que buscamos durante este año escolar, darnos la mano porque “Todos estamos llamados a colaborar de una manera corresponsable en este proceso de innovación y cambio de estructuras en respuesta a la realidad concreta y en beneficio de la misión”

 

¿CÓMO LO VAMOS HACER?

  • Volemos a la montaña más alta, aspiremos a los bienes más altos, creamos en cada niño, joven y personal de nuestras instituciones en sus posibilidades.
  • Es nuestro deseo que este lema sea el trasfondo de todas nuestras acciones educativas – pastorales. Que las palabras de Joaquina sean aliento para el camino que ahora iniciamos construyendo la casa, siguiendo adelante, recreándonos continuamente.
  • Compartir este lema, y al subir a la montaña con tantas personas se amplían cada vez más nuestra familia, abrazando a todos con la luz que entra en ella y la fe renacida, vislumbramos la Gloria de Dios en cada persona y realidad y, con el salmista, afianzamos la certeza de que el Arquitecto nos acompaña paso a paso. Él sostiene nuestra alegría y esperanza. “¡Ánimo, iniciativa y diligencia, y el buen Jesús lo bendecirá todo!”
  • Una casa junto a otras casas, un colegio junto a otro colegio, construimos y subimos alto hasta la Casa Común, Madre-Tierra, cobijo para todos.
  • Desde nuestras aulas, silla, patio, oficina… debemos abrir las puertas para salir y volar a la montaña más alta. El fundamento lo encontramos justo en la frase anterior en la que Joaquina nos expresa su DESEO: que todos estemos juntos y unidos en el empeño de AMAR MÁS Y MÁS A NUESTRO SEÑOR y maestro Jesucristo. Ella deja claro su DESEO: JUNTOS Y UNIDOS en el amor a nuestro Señor y Maestro. Deseo esencial, deseo que nos moviliza y nos lanza siempre hacia delante.
  • Usar la Biblia como referente porque la montaña es, por otra parte, lugar de VOCACIÓN Y MISIÓN, (Avivando las brasas del hogar)6 es lugar donde Dios se revela por propia iniciativa. Moisés se atrevió a ir más allá y en la montaña, en el Horeb, escuchó su nombre y la invitación a descalzarse en tierra sagrada, descubriendo que esa tierra, que toda realidad está habitada por Alguien Mayor; en la montaña Dios se manifestó a Moisés como Misterio, como EL-QUE-ES “Yo soy el que soy”7 y en la montaña Dios le dio una MISIÓN: “Ve a liberar a mi pueblo”8.
  • Desde nuestro PEIC, Proyectos de aula, Asignaturas, Proyecto Pastoral, las evaluaciones y el Plan Anual bañados todos con esta propuesta enmarcada en que, debemos abrir nuestras puertas, para poder volar a la montaña más alta. Desde el Capitulo Congregacional FVCPA y las Cartas de Sta. Joaquina de Vedruna como referentes en nuestra práctica diaria en los Pedagógico – Pastoral.
  • Propiciando los espacios necesarios donde nos acompañará el símbolo/logo que hemos escogido y el de la “puerta”. Ésta evoca protección, acogida, espacio de vida y de encuentro y, a cada uno, nos despierta distintas emociones sugiriéndonos algo diferente. El concepto casa como familia está igualmente arraigado en nuestros genes carismáticos, desde la experiencia de Joaquina que abre las puertas de su hogar para acoger y abrazar. Con todo ello, el término ha ido cobrando mayor significado. Es lugar abierto y amplio, donde se comparten penas y alegrías; donde, en la acogida y el diálogo, nos hacemos hermanos y en donde se ponen en juego los dones recibidos.
  • En nuestros centros educativos descubrimos tesoros. Somos llamados a reconocer el valor que éstos tienen y a conectarnos más a fondo con ellos, para que nuestros espacios sean lugar de misión compartida.
  • Como sucede en toda casa, somos conscientes de que la nuestra necesita reformas, ampliaciones y, quizás, afianzar sus cimientos. Igualmente, de nuestra Casa-Tierra nos llega el clamor constante a no desentendernos de sus heridas y grietas, a sabernos responsables de ellas y a hacernos cargo de la misión que Dios nos ha confiado, de cuidarla para que nadie quede fuera.
  • Con tarjetas, marca libros, cuentos, obras teatrales, en los CRP, por las redes sociales, carteleras…. Construir, reproducir y compartir como cada centro, docente, grupo abre las puertas para volar alto.

 

Hoy tenemos el reto de reavivar el sentido familiar y fortalecer aquello que nos une, dar sentido a nuestra vida y lo que hoy se nos abre, brindan como misión.    En todo momento, actividad o lo que hagamos en el centro debe estar presente el logo para que nos recree, recuerde, e impulse el lema. Esto nos ayudará a hacer visible esta propuesta formativa pastoral en todo el centro, lo que buscamos es dar identidad a toda nuestra comunidad educativa.

LETRA DE LA CANCIÓN: “VOLEMOS A LA MONTAÑA MÁS ALTA”

NO, NO NOS DETENGAMOS (BIS)
VOLEMOS A LA MONTAÑA MAS ALTA.
NO, NO NOS DETENGAMOS (BIS)
VOLEMOS A LA MONTAÑA MAS ALTA.
A LA MONTAÑA MAS ALTA.

Ya veo asomar el siguiente nubarrón,
Luz y tinieblas luchan dentro de mí,
Mejor será huir,
Más fácil volverse atrás

Solo un deseo habitando el corazón:
Jesús sea incendio,
Fuego que hace vivir,
¿Dónde esta el secreto de tu libertad,
cuál es tu raíz?

Difícil explicar el camino que elegí,
Solo se entiende si arriesgas sin medir.
¡Atraviesa el miedo!
Es posible dar un paso más.

 

Permanent link to this article: http://www.colegioelcarmelo.com/pastoral/proyecto-2018-2019/