ENCUENTRO “UNA CASA CIMENTADA EN JESÚS”

El martes 6 de noviembre 2018 se realizó el I Encuentro del Personal Docente, Administrativo y de Apoyo con el tema “UNA CASA CIMENTADA EN JESÚS NUESTRA ROCA”.  La Bienvenida estuvo a cargo del Profesor Giclis Santamaría. La actividad se inició con la oración a cargo del equipo de pastoral: Hna. Trina Hernández y el profesor Carlos Vargas, acompañó con los cantos la profesora Oscana Tupano.  Contamos con la participación del padre José Gregorio González Sacerdotes del Sagrado Corazón, quien de una manera muy acogedora y familiar nos hizo ver que nunca es tarde para cimentar nuestra vida en Cristo.  A través de la oración y el Silencio podemos – cimentar y edificar – nuestra vida y hogar en Dios.  Con la oración podemos reorganizar nuestra vida y realizar cambios y con el silencio nos ayuda a acoger las enseñanzas de Cristo,  a ponerlas en práctica y a escuchar y respetar al otro.

A través de una dinámica se dividieron en tres grupos para trabajar la lectura a Marcos 5: 1 -20 donde se narra la historia de la expulsión de un demonio que se llamaba Legión y que oprimía y maltrataba a un hombre.   Cada grupo tenía la tarea de: narrar los hechos, hablar sobre la transformación del endemoniado y explicar a qué nos invita.

  1. Narrar los hechos:  Es una historia de liberación.  Un hombre endemoniado se maltrataba y vivía como loco, día y noche andaba entre las tumbas gritando y cortándose con piedras.
  2. Una vez que los demonios salieron del hombre el cambio fue radical.  Ahora estaba “sentado, vestido y en su juicio cabal”.  Mostrando que el poder de Jesucristo es inimaginable.  Jesús no solo lo liberó de esos demonios sino que también le restauró su libertad y dignidad.  Ya no era un loco gritando desnudo, era un hombre nuevo.
  3. Jesús le dice: “Vete a tu casa, a los suyos, cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo”.

 

Esta lectura nos hizo reflexionar que  a veces nos sentimos endemoniados por los problemas que vivimos que nos mantienen en oscuridad y nos hace sentir que Dios se olvidó de nosotros y nos sentimos como “poseídos”, pero debemos pensar que nada es para siempre.  Aunque estemos pasando por una situación espiritual, familiar, política, personal…. difícil al igual que el hombre endemoniado, debemos reconocer que Dios es Todopoderoso y que el bien vence al mal.  También nos enseño que no debemos desatender la educación cristiana de nuestra familia, de nuestros hijos y en el caso de nosotros como educadores Vedruna de nuestros estudiantes.

Finalizando este encuentro con la Eucaristía en la Capilla del Colegio dando gracias porque somos familia Vedruna cada de puertas abiertas con el deseo de volar a la montaña más alta.

Haga clic aquí para ver el álbum de fotos.

Permanent link to this article: http://www.colegioelcarmelo.com/9712-2/